¿Ransomware? ¡Nunca más!

Los ataques de virus y ransomware son cada vez mas frecuentes y no solamente en empresas grandes, sino también en ordenadores personales y de empresas pequeñas. Estos malwares son cada vez más sofisticados y es difícil imaginar el tipo de daño que producirán en el futuro.

Una buena herramienta de backup, completa, continua, y que evite la necesidad de intervención del usuario, es la principal defensa contra ransomware, hasta el punto de que debería reducir el riesgo a cero.

Las herramientas tradicionales de backup toman una imagen cada cierto tiempo, y este intervalo puede ser muy largo, de horas, días o incluso semanas. Además, solamente protegen parte de los ficheros y directorios que hay en el disco. En caso de ataque de un virus, el trabajo intermedio se perderá, al igual que todas aquellas cosas que no quedaron protegidas.

Las herramientas de sincronización, como Dropbox, Google Drive o One Drive, además de no proteger tampoco todo, reproducen en la nube todo lo que les ocurre a los ficheros del ordenador, incluyendo virus y ransomware. Por tanto, los virus no solo afectarán a un ordenador, sino que, además, podrían propagarlo al resto de dispositivos sincronizados, incluyendo los amigos o compañeros que tienen carpetas compartidas. Casi todos ellos borran las versiones antiguas al cabo de 30 días.

La tecnología ha evolucionado en muchos aspectos, pero las herramientas de backup tradicionales siguen mostrando claras deficiencias.

Si los ransomware y los virus siguen siendo un problema, es que la gente no usa una herramienta de backup que definitivamente resuelva los problemas.

La tecnología “Continuous Data Protection”, aplicada a todo el disco, ayudará a usuarios residenciales y pequeñas empresas a resolver estos problemas, al permitir retroceder en el tiempo por minutos o segundos, y recomponer el disco a la situación justamente anterior al ataque. Ya no habrá que temer ataques de ransomware, y podremos todos tener la tranquilidad necesaria para dedicar el tiempo a cosas más divertidas.

Cesta de compras